Me llamo Amador Granados, ciclismo adaptado, deporte para personas con discapacidad, para muchos algo desconocido.

Gracias a la Fundación Ibiliz que trabaja en colaboración con Kirolgi me han ofrecido la posibilidad de poder contar con el servicio de varios profesionales, Fisioterapeuta, Medicina Deportiva, Psicología para el deporte y cómo no la posibilidad de cuidar la alimentación.

Tras muchos años a alto nivel deportivo, para conseguir resultados hay que cuidarlo todo, entrenamientos, recuperación y alimentación, algo que siempre he cuidado con la ayuda de mi grupo de trabajo, al cual he añadido a Sasoituz.

En Sasoituz iba buscando algo concreto y he conocido fundamentalmente a Ainhoa Aierdi Zapirain, Dietista-Nutricionista.

Llevamos una temporada, todos los cambios necesitan una adaptación, tras esta primera temporada con la ayuda de Ainhoa Aierdi la mejora se ha notado.

Hay que explicar que estamos en el Ciclo Olímpico de Japón 2020, para mí una utopía tras haber conseguido en los Juegos Paralímpicos de Rio 2016 la tan deseada medalla.

Todo se precipitó en el 2017, tras los Juegos Paralímpicos los deportistas que practicamos ciclismo en pista se nos comunicó que en el 2017 no iba a haber mundial de pista, pero en Enero del 2017 se nos comunica que en 6 semanas habrá mundial en Los Ángeles, USA.

Aunque inicialmente nosotros nos encontrábamos entrenando de cara al 2018, nos adaptamos a la situación y con el Equipo de Velocidad Olímpica, mi especialidad, conseguimos quedar subcampeones del mundo tras USA.

Con este resultado, tras meditarlo mucho con mi equipo, decidimos seguir, ¿porqué?, porque el deporte es parte de mi vida y mientras siga competitivo y mi cuerpo aguante, seguiremos, con qué objetivo, día a día, semana a semana, mes a mes para intentar pasar un año más al más alto nivel, muy lejos pero con la sombra de otros juegos paralímpicos, Tokio 2020.

Llega el año 2018, con el objetivo de acudir al mundial de Rio de Janeiro, había muchas dudas en el equipo de velocidad, llegamos de nuevo a un velódromo en el que conseguí esa medalla en unos Juegos Paralímpicos, tan trabajada y deseada; los sentimientos se entremezclaban, pero la sorpresa es que quedamos terceros a apenas 2 décimas de poder haber quedado nuevamente segundos.

Con este resultado y con las buenas sensaciones con las que volvimos, tras comunicarnos un responsable del Comité Paralímpico Español que el año que viene es crucial, Holanda 2019, si se repite este resultado, el equipo de velocidad olímpica estará en los Juegos Paralímpicos, Tokio 2020, ya que el mundial de Canadá 2020 va a quedar para ver la clasificación de la Selección Nacional y la cantidad de deportistas que podrán ir a los Juegos.

Por ello nos encontramos, nuevamente, con la posibilidad de acudir a los que serían mis cuartos Juegos Paralímpicos, tras Atenas 2004, Pekín 2008 y Rio 2016, en la preparación deportiva todo es importante y como no, el control de la nutrición, para ello cuento con Ainhoa Aierdi de Sasoituz.



Volver a la página anterior