Son pruebas que se realizan con la finalidad de medir y valorar las diferentes cualidades físicas básicas. La medición y valoración de estas cualidades, nos informa del estado actual del deportista. Este dato es fundamental para la programación del entrenamiento, ya que nos indica cómo debemos planificar y programar las cargas de entrenamiento según el resultado de la valoración y periodo de tiempo de entrenamiento hasta el objetivo y nos da la posibilidad de comparar los diferentes resultados de cada valoración lo cual nos indicará si el planteamiento inicial es correcto o por el contrario pueda necesitar algún ajuste o reorientación. Nos servirá para conocer nuestra condición física, conocer nuestras limitaciones y posibilidades, permitir una planificación adecuada y poder realizar una valoración en diferentes ciclos y momentos de la temporada.